Noticias

Ante la crisis, una mirada desde la fe cristiana, nueva ponencia de la EFS 2012

José Ignacio Calleja es profesor de Moral Social Cristiana en la Facultad de Teología de Vitoria-Gasteiz. Ha sido director del Secretariado social de las Diócesis vascas y colaborador de Cáritas en las Jornadas de Teología. Gran pensador y analista de la situación social, siempre desde el punto de vista antropológico y la iluminación desde la fe cristiana, ayer nos dio unas claves para afrontar la realidad que estamos viviendo, desde una visión cristiana.

Partiendo de una pregunta, ¿Admiten una mirada ética los problemas sociales? Así comenzó su exposición, advirtiendo de que los problemas sociales no los soluciona la ética por sí misma, sino que tiene que trenzarse con los saberes técnicos, políticos, económicos…

Por otro lado, destacó que no todos los cristianos tienen que tener una misma visión de la crisis, ya que estamos en un mundo de problemas relativamente técnicos y los saberes humanos gozan de cierta autonomía. Pero sí es obligatorio compartir algunas claves que nos pongan en la misma dirección, por ejemplo, ser honestos con la realidad que queremos conocer, intentando comprenderla con los instrumentos más críticos, afecte a quien afecte, incluso a las personas con una situación de mayor dificultad.

Calleja, expresaba la diferencia entre caridad y justicia, la última doctrina de la Iglesia, explica que ambas virtudes, siempre están unidas. La caridad siempre se trenza con la justicia, humanizando su labor.

Lo que la Iglesia le pide a la crisis en su dimensión social

¿Qué pide la Fe a través de la ética, a la vida social de un país? José Ignacio Calleja, partía de dos claves del Consejo Pontificio Justicia y Paz, por una lado, que el mercado sea libre y no lo copen los monopolios, que una subordinación de los mercados económicos a las necesidades de la gente, que se aseguren derechos laborales, medidas fiscales, laborales, comerciales… Y por otro lado, es necesario algún tipo de articulación política democrática para vivir humanamente en este mundo.

¿Qué leyes dificultan valores buenos?

La crisis no ante todo de corte moral y espiritual, sí es fundamentalmente social, todos somos responsables de todo, pero no todos del mismo modo. Nuestra sociedad necesita valores renovados.

¿Se puede comprender la crisis desde una perspectiva social? ¿Qué podemos aportar? Calleja, nos dio varias claves, por ejemplo desde el punto de vista educacional, es necesario el cultivo de valores, desde 3 dimensiones:

1- Entender la crisis honestamente
2- Cuidando la dignidad de la persona, especialmente de la más frágil
3- Desde la austeridad, no para guardar, sino para compartir.

Finalmente, terminó con varias propuestas prácticas:

– Conocer la doctrina social de la Iglesia
– Que los itinerarios de educación en la Fe entiendan la realidad desde lo social
– Formar a los agentes de acción caritativo- social, desde la visión de lo social. Construir una iglesia, no sólo para, sino desde los propios pobres.

Hay que buscar formas en las que se vea que nos atrevemos a vivir con menos.

Plantear la posibilidad de la banca ética y del comercio justo, visibilizar más la pobreza y por último compartir, desde 3 visiones:

– Disponer de los propio con otro es una obligación moral
– Por otro lado, compartir reivindicaciones laborales o económicas
– Y finalmente, compartir es trabajar por un pacto más justo en el país en el que vivimos

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies