Noticias

Cáritas Diocesana de Salamanca invierte más de 560.000€ en ayudas para el acceso y mantenimiento de la vivienda

Bajo el lema ‘Padres con miedo a la oscuridad’ se ha presentado esta mañana en rueda de prensa la campaña. Operación Vivienda haciendo especial hincapié este año en la pobreza energética.

Cáritas acompañó a 1.417 familias durante el 1 de noviembre de 2018 al 31 de octubre de 2019, invirtiendo un total de 565.456€, más de 37.000€ más que el año anterior. Las ayudas destinadas a vivienda pretenden ayudar a mantener la misma con unas mínimas condiciones de habitabilidad que permita vivir en un lugar digno, así como apoyo en el pago de alquileres y recibos de suministros como electricidad, agua y gas.

José Mª Rodríguez, secretario general de Cáritas Diocesana de Salamanca ha comenzado la rueda de prensa destacando el derecho a la vivienda para todas las personas: «Todos sabemos que el derecho a la vivienda está reconocido en la Constitución Española, en su artículo 47, y que, en nuestro Estatuto de Autonomía, el artículo 16, establece la importancia de adoptar las medidas necesarias para garantizar el acceso, a una vivienda digna. Sin embargo, la realidad es que muchas familias lo tienen muy difícil para acceder a una vivienda en condiciones de habitabilidad.» 

A continuación ha expuesto algunos datos partir del informe FOESSA sobre la realidad de la población de Castilla y León publicado en 2019, podemos concluir de la situación de la vivienda en nuestra Comunidad:

  • El porcentaje de población de Castilla y León afectada en el derecho a la vivienda es del 20%, 5 puntos más que en 2013. La situación respecto al derecho a la vivienda ha empeorado cuando en el conjunto de España la situación ha mejorado pasando del 29% en 2013 de afectados al 23,7%.
  • Los gastos excesivos de vivienda afectan a más de 200.000 personas en la región. El 5,2% residen en viviendas con tenencia en precario y el 4,8% residen en viviendas insalubres.
  • Más del 60% de las personas en exclusión social severa sufren exclusión del derecho a la vivienda. El 14,5% de las personas en exclusión viven en una vivienda insegura y el 25,3% en una vivienda inadecuada.
  • En total, en Castilla y león hay más de 49.000 hogares que viven en una vivienda insegura y 52.500 hogares en vivienda inadecuada.
  • Casi el 50% de la población considera que la administración tiene el deber de garantizar el acceso a una vivienda a toda la población.

Cáritas propone:

Proponemos la adopción de políticas públicas que hagan efectivo el Derecho Humano a la vivienda para todas las personas y familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social y una reforma legislativa que proteja a los hogares vulnerables en caso de desalojo.

Para hacer posible su efectividad, ha de procederse a la recuperación y promoción de vivienda de protección oficial de titularidad pública permanente y siempre de alquiler; considerándola como equipamiento público y para ello, reservando importantes porcentajes de suelo con uso dotacional. Dentro de estos parques de vivienda ha de contenerse escalas suficientes de vivienda social para personas y familias vulnerables (sin ingresos estables o con ingresos inferiores al mínimo establecido).

Mantener la ayuda a las familias y personas para que no pierdan la vivienda como principal factor de inclusión social y derecho básico.

Reforma del procedimiento de desalojo establecido en la ley de enjuiciamiento civil (LEC)para mayor protección de hogares vulnerables en aplicación de las recomendaciones del Comité de Derechos Económicos, Sociales   y Culturales de Naciones Unidas

En la rueda de prensa también ha intervenido Oliva Martín, coordinadora del recurso de acogida y atención primaria de Cáritas.  Oliva se ha centrado en explicar el objetivo de la campaña y el trabajo de la entidad en este aspecto:

Cáritas Diocesana de Salamanca

Con la campaña de este año pretendemos resaltar la pobreza energética. La falta de ingresos, o la insuficiencia de los mismos, para poder hacer frente a los recibos de luz, agua, gas… Es una situación en la que se ven cada mes muchas familias.

A lo largo de este último año Cáritas Diocesana de Salamanca ha llegado a 1.417 familias,  mediante 2.911 ayudas, 332 más que el año pasado. 

Cáritas ofrece ayuda a través del recurso de acogida y atención primaria, donde se realizan ayudas de alquiler y suministros. Por otro lado, se lleva a cabo un acompañando a las familias ofreciendo asesoramiento. Se apoya para que las familias no pierdan sus viviendas, ayudando en el pago del alquiler a los que están en situaciones extremas, pero también buscamos asegurar que dentro de la vivienda no se pierdan las condiciones mínimas de habitabilidad, por lo que también se apoya en los gastos de luz, gas, agua, a las familias que más lo necesitan.

Además, se ofrece respuesta a las personas que no tienen hogar a través del Centro de Acogida Padre Damián y de la Casa de Acogida Samuel de enfermos de sida a lo largo del año.

Perfil de las personas atendidas

Familias y personas en situación de vulnerabilidad, que se enfrentan a diferentes situaciones como:

  • Dificultad para hacer frente al pago de la vivienda, de forma especial el alquiler siendo minoritarias las ayudas de hipotecas; aunque la tenencia en régimen de alquiler es minoritaria para la población en general, es mayoritaria para los que acuden a Caritas.
  • Dificultad de acceso a la vivienda por las difíciles condiciones de acceso a las mismas: piden nóminas, varias mensualidades y el coste del propio alquiler que en este último año se ha incrementado considerablemente en nuestra ciudad. Estas situaciones dan lugar a que haya familias que viven en habitaciones porque no pueden acceder a una vivienda completa para ellos.
  • Finalización de las prestaciones por desempleo .
  • Familias monoparentales principalmente encabezadas por mujeres, con cargas familiares, generalmente no compartidas.
  • Personas solas que viven en habitaciones, mayoritariamente hombres: separados, parados de larga duración, con escasos ingresos o sin ellos.
  • Parados de larga duración que han agotado las prestaciones y subsidios por desempleo y no están cubiertos por otros tipos de prestaciones del sistema contributivo.
  • Personas cuyos ingresos por trabajo son insuficientes para cubrir sus necesidades básicas. En muchos casos desarrollan trabajos esporádicos mediante los cuales no pueden mantener la vivienda.

Oliva a destacado: «Nos preocupa la cronificación de los problemas que viven muchas familias. Un dato nacional pero que puede extrapolarse a lo local es que el 70% de los desahucios que se producen son de alquileres, esto implica el sufrimiento de muchas familias que podría evitarse».

Padres con miedo a la oscuridad

Los autores de la campaña son alumnos de la asignatura Creatividad Publicitaria, de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca. La campaña se compone de un spot y una cuña, que estarán a en los medios locales, así como un tríptico y un cartel que será distribuido principalmente en las parroquias de la ciudad y en los autobuses urbanos.

Para finalizar, José Mª Rodríguez ha informado sobre las diferentes formar de  colaboración.

Todas  las personas que quieran colaborar con esta campaña pueden hacerlo en las colectas parroquiales del próximo domingo día 22, dirigirse a nuestra sede (C/ Monroy, nº 2), realizar su donativo en cualquier entidad bancaria a nombre de Cáritas Diocesana de Salamanca indicando en el concepto ‘Operación Vivienda’ o a través de esta página web.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies