Noticias

Cáritas destina más de 5 millones de euros en 2020 para dar respuesta a casi 15.000 personas

Cáritas Diocesana de Salamanca hace balance de un año marcado por la COVID, con motivo de la campaña institucional Día de Caridad, bajo el lema ‘Tiende tu mano y enrédate’. 

Esta mañana se ha presentado en rueda de prensa la memoria 2020 con la participación de Florentino Gutiérrez, vicario general de la Diócesis de Salamanca, Carmen Calzada, directora de Cáritas diocesana y José Mª Rodríguez, secretario general.  Carmen Calzada ha comenzado introduciendo el acto: «Todos estamos confrontados con esa realidad de pobreza, vulnerabilidad, incertidumbre, marginación, explotación e inmigración. A todos nos toca decidir si acercarnos y comprometernos por provocar un cambio real en nuestro estilo de vida o dar un rodeo y pasar de largo. Este año al presentar la memoria nos gustaría insistir de manera especial en este sueño de fraternidad social abierto a todos.»

El lema de este año nos invita a tender la mano en un año especialmente complicado que dejará una huella que nunca olvidaremos. Un año difícil, especialmente para las personas más vulnerables, pero en el que también hemos sido testimonio de fraternidad y solidaridad. En 2020 hemos tejido redes y afianzado alianzas contra la desigualdad y la pobreza, respondiendo a la llamada del Papa Francisco a escuchar el grito de los pobres: “Debemos ser sacudidos por la injusticia mundial para poder despertar y escuchar el grito de los pobres y de nuestro planeta tan gravemente enfermo”. (Comunión y Esperanza. Librería Editora Vaticana – Dicasterio para la Comunicación.) 

La precariedad está afectando gravemente al empleo y las posibilidades de inserción laboral de las personas más vulnerables. Esto, unido a la débil protección social que se ha hecho evidente, hace que muchas personas y familias tengan que hacer frente a su día a día con un nivel de ingresos muy por debajo de lo que permite vivir dignamente. La imposibilidad de relacionarnos y encontrarnos, ha puesto de manifiesto la brecha digital, que aleja de las oportunidades de formación, empleo, solicitud de prestaciones de la administración… 

La incertidumbre marca nuestra hoja de ruta sobre lo que vendrá y las consecuencias se dejan notar en la falta de horizonte, en la debilidad de la esperanza y en el deterioro del bienestar y la salud psicológica, dificultando los procesos de recuperación personal (de adicciones, de salud mental, de inserción sociolaboral, educativos y de formación.) 

Tenemos como reto trabajar con la certeza de que otro mundo es posible. En la memoria de este año queremos resaltar la tarea que entre tantos llevamos a cabo, el compromiso de muchas personas, gente con ángel que tiende su mano y se enreda con otros: los voluntarios, los socios y donantes, agentes, colaboradores… Comprometidos cada día con la lucha de un mundo más humano y más fraterno. 

Florentino Gutiérrez ha señalado la misión de Cáritas y quién la hace posible: «Los principales son los pobres, los necesitados y excluidos. Después están los voluntarios, Cáritas no sería nada sin ellos y también los técnicos para llevar adelante los proyectos. Después los socios y donantes también que colaboran económicamente. Y por supuesto toda la comunidad cristina y la sociedad civil, todos forman la familia Cáritas.»

Algunos datos 

A continuación José Mª Rodríguez ha explicado algunos datos recogidos en la memoria del año 2020.  «Este año el lema nos invita a enredarnos, el hilo conductor es el cordón que va a través de todas las páginas como símbolo de conexión entre todos los proyectos y como signo de tejer Comunidad.»

Resaltamos algunos datos de cada una de las áreas de trabajo. El recurso de acogida y atención primaria ha aumentado notablemente su atención en este 2020 respecto al año anterior. Las ayudas de atención primaria para el apoyo a la vivienda tanto para el pago suministros, alquiler, o ayudas destinadas para alimentación, farmacia, etc… Este año se ha acompañado a 3.242 familias con 14.928 atenciones, frente a las 9.108 del año anterior. Muchas respuestas tuvieron que ser atendidas de manera telefónica durante los meses del confinamiento. La partida económica también aumenta, este año asciende a 1.883.261€, lo que supone 687.466€ más que en 2019. 

El recurso de mayores ha tenido que reinventarse con la pandemia, ha cambiado nuestra forma de relacionarnos y eso ha afectado y ha empeorado situaciones de soledad. Desde Cáritas se ha acompañado a 215 mayores. 

El servicio de acogida a personas sin hogar atendió a 282 personas.  

Destacamos la labor realizada por los centros residenciales de Cáritas, recursos que permanecen abiertos 24 horas al día durante todo el año, y que no han interrumpido en ningún momento su actividad, acogiendo a 20 personas en ‘Casa Samuel’ para personas con VIH Sida y 102 en ‘Padre Damián’ para personas sin hogar. Además, al declararse la alarma sanitaria de marzo a junio, el centro de día para personas sin hogar ‘Espacio Abierto’ mantuvo sus servicios de higiene y alimentación y se coordinó con el Ayuntamiento de Salamanca para no dejar a ninguna persona en la calle, se atendió a 447 personas, 108 acudían por primera vez. 

El servicio ambulatorio para personas drogodependientes atendió a 255 personas y el centro de día para personas con problemas de salud mental ‘Ranquines’ llevaron a cabo 438 intervenciones. 

Desde el área de inserción laboral se ha atendido a lo largo del año pasado a 1.895 personas en sus distintos servicios: información, orientación, cursos de formación para personas desempleadas… Destacamos las 175 personas que han conseguido trabajado a través de nuestros recursos.  

Un año en el que nuestra forma de comunicarnos ha cambiado y han aumentado nuestras visitas a la web, nuestra forma de relacionarnos era a través del teléfono móvil: redes sociales, vídeos… En 2020 sumamos más de mil suscriptores a nuestro canal de YouTube. A través de estos medios hemos mantenido la comunicación con nuestros seguidores para compartir la realidad que están viviendo muchas personas y transmitir al mismo tiempo un mensaje de esperanza. 

Tiende tu mano y enrédate 

“Este momento que estamos viviendo ha puesto en crisis muchas certezas. Nos sentimos más pobres y débiles porque hemos experimentado el sentido del límite y la restricción de la libertad”. Mensaje del Papa Francisco con ocasión de la IV Jornada Mundial de los Pobres. 

Este año la campaña nos invita a formar parte activa y consciente en este momento de la historia que nos toca vivir, ninguna persona sola puede abarcar por sí misma soluciones, propuestas, caminos. Hace un llamamiento a descubrir la interdependencia que teje fraternidad, lo colectivo que nos constituye comunidad global, el acompañamiento y cuidado como derecho y responsabilidad, la comunidad que sale al encuentro y asume responsabilidades compartidas. 

GRACIAS 

Todo el trabajo realizado no hubiera sido posible sin el apoyo de socios, donantes y colaborares, los voluntarios, empresas con corazón, la administración… Y tantas personas que nos han ayudado en estos meses tan difíciles. 

Algunas propuestas para trabajar juntos 

  • Proteger a las personas más vulnerables.
  • Garantizar que todos podamos acceder a la Administración pública para evitar pérdidas de derechos y así reducir la brecha digital.
  • Ayudar a las personas con más dificultades a que tengan oportunidades de empleo.
  • Garantizar el acceso a una vivienda digna como bien de primera necesidad y así evitar los efectos de la pobreza energética.
  • Construir una verdadera sociedad generando comunidades que fortalezcan el tejido de los cuidados y donde todos nos hagamos responsables de todos.
  • Reconstruir los vínculos entre las personas para mantener la comunidad activa y estando cerca.
  • Acompañar la soledad y ayudar a la búsqueda de sentido vital.
  • Aumentar la coordinación y el trabajo en red para que nuestras iniciativas sean siempre contextualizadas, coordinadas y que ofrezcan una visión armónica de nuestra preocupación por los demás.
  • Instalarnos en la creatividad y atrevernos a crear nuevas formas de estar y acompañar.
  • Potenciar los gestos de solidaridad, sostenibilidad y colectividad que han surgido para que se mantengan en el tiempo… y que promuevan unos estilos de vida que se comprometan con los demás.

 Actividades 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies