Noticias

Cáritas Salamanca pone de relieve a las empresas colaboradoras que ofrecen prácticas a desempleados en situación vulnerable

La organización reconoce la gran importancia de contar con empresas locales que apoyen con prácticas y contratación a personas en situación de exclusión.

Cáritas Diocesana de Salamanca agradece a las empresas colaboradoras que, con su apoyo, ofrecen la oportunidad de realizar prácticas no laborales a los alumnos de diferentes cursos que se desarrollan en el Centro de formación Padre Basabe.

Estas prácticas formativas se realizan al término de cada curso, realizándose después una encuesta al tutor de cada empresa para medir su nivel de satisfacción con la organización y el alumno. Una de las últimas estuvo dedicada al curso “Operaciones básicas de Cocina”, donde colaboraron restaurantes locales como El Rincón del Chef, En la Parra o Lolito Arte y Sano (además de Casa de la Iglesia, El Jardín del Páramo y A mesa Puesta, que llevan ya años colaborando).

Todos ellos hicieron una valoración muy positiva del programa de Cáritas, destacando la orientación y seguimiento de los alumnos (hay una especial atención a buscar el entorno más adecuado para cada uno según su perfil), la facilidad de trato y su satisfacción con ellos. Entre los comentarios, resaltaron la orientación práctica de la formación, lo importante que es dar una oportunidad de inserción a los alumnos (en el caso de El Rincón del Chef, la alumna fue contratada) y la formalidad y ganas de aprender de éstos.

A la búsqueda de empleo

La inserción laboral de las personas vulnerables que sufren precariedad y exclusión social siempre ha sido un reto y un desafío para Cáritas, ya que en la sociedad actual es muy difícil una integración social completa si la persona no accede al mundo del trabajo. Por eso, a través del Centro Padre Basabe se desarrollan cursos de formación teórico-práctica cuyos contenidos están alineados con el Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales, con un periodo de prácticas formativas no laborales en empresas del sector donde pongan en práctica los conocimientos adquiridos.

Se ofrece un seguimiento personalizado de cada participante, a lo largo de toda la formación, que facilite procesos de incorporación al mercado laboral. Se analiza el mercado de trabajo buscando oportunidades de inserción laboral para los participantes, estableciendo cauces de comunicación y colaboración con el sector empresarial. Por eso es tan importante para Cáritas ofrecer un servicio de mediación entre las personas que buscan y las que ofrecen empleo, siempre desde el respeto a la legalidad vigente.

Y todo este esfuerzo conjunto se subvenciona con el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social 2020-2023. Este programa, financiado por el Fondo Social Europeo, tiene como objetivo ayudar a los grupos de población más alejados del mercado laboral y con un mayor riesgo de discriminación y al mismo tiempo aumentar la concienciación de los empresarios y del público en general.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies