Noticias

COVID19: La Caridad No Cierra. La persona en el centro. Quédate en casa, ¿y si no tengo casa?

Cáritas continua su misión de estar al lado de los últimos y más excluidos, porque la persona está en el centro de su acción. Por eso, con responsabilidad, se ha continuado la labor de acompañamiento a las personas sin hogar. Tanto en la casa ‘Padre Damián’, recurso de 24 horas, como en el centro de día para personas sin hogar ‘Espacio Abierto’, recurso cuyo propósito principal es proveer, a quienes así lo demandan, de medios que satisfagan sus necesidades básicas: higiene y alimentación, y favorecer el cambio positivo en sus vidas. Además, desde que comenzó la crisis se ha estado en continua colaboración con el Ayuntamiento de Salamanca, uniendo fuerzas para no dejar a nadie al margen y para que todas las personas tengan un lugar donde poder quedarse durante el confinamiento.

En la casa de acogida ‘Padre Damián’ se encuentran 24 personas que se han esforzado para mantener alto el ánimo durante estas semanas. La creatividad no ha faltado, desarrollando todo tipo de actividades para mantener una buena autoestima de las personas que allí viven. Un ejemplo es la denominada “semana fantástica” de Padre Damián, donde han llevado a cabo un mural con mensajes positivos y de ánimo o una gymkana para mantenerse en forma.

Espacio Abierto ha mantenido su atención, pero reduciendo los servicios que habitualmente vienen prestando, ofreciendo los estrictamente esenciales. Se ha ampliado a 3 turnos de comedor con un máximo de 20 personas para mantener distancias de seguridad. Además, se está preparando la cena de las personas sin hogar que se alojan en una de las instalaciones que el Ayuntamiento ha ofrecido durante esta crisis.

Desde que comenzó el Estado de Alarma se han ofrecido más de 800 comidas en el centro, además se han proporcionado más de 1.100 comidas y cenas a las personas que se encuentran en el albergue que ha dispuesto el Ayuntamiento de Salamanca para las personas sin techo, trabajando coordinadamente para que las personas no tengan que desplazarse al centro y puedan cumplir el confinamiento en un lugar apropiado.

La situación que estamos viviendo nos está haciendo replantearnos muchas cosas a todos, Cáritas no solo mantiene los servicios y reorganiza su labor, Cáritas sigue abierto, siempre seguirá presente y acompañando a las personas que así lo necesiten. La caridad no cierra y ante el coronavirus, cada gesto cuenta.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies