Campañas

Pon en marcha tu compromiso para mejorar el mundo (Día de Caridad 2019)

En el marco de la celebración, el domingo 23 de junio, del Día de Caridad, fiesta del Corpus Christi, Cáritas lanza una llamada a “poner en marcha nuestro compromiso para mejorar el mundo”.

Esta invitación forma parte del ciclo bianual de la campaña institucional que bajo el lema “Tu compromiso mejora el mundo” se viene desarrollando desde el año pasado.

Ahora, en la fecha litúrgica del Corpus Christi, la idea sobre el que se pone el foco es, como señala Eva San Martín, coordinadora de la campaña de Cáritas, “una propuesta para renovar nuestra forma de vivir, de moldear nuestra vida, el tipo de decisiones que tomamos a nivel político, social y económico, la forma de consumir y de emplear el dinero, cómo nos relacionamos con los demás, nuestras actitudes en el trabajo y en las actividades que realizamos o la forma en que empleamos el tiempo”.

La campaña institucional de Cáritas lanza, en el Día de Caridad, “una invitación a ser y estar en el mundo al estilo de los seguidores de Jesús”, que pasa por vivir desde una triple dimensión: la de la gratuidad y la donación, la de la hospitalidad y la acogida de todas las personas sea cual sea su procedencia, y la de la tolerancia y el respeto para construir ciudadanía participada y participativa.

Itinerario de cinco etapas

En el díptico informativo que se ha editado para esta jornada, Cáritas sugiere recorrer un itinerario de transformación personal con estas cinco etapas:

– Abre la puerta. A los gritos impotentes de las personas migrantes que este verano llegarán a nuestras costas, al silencio de quienes viven ahogados en la soledad, a quienes viven desahuciadas de sus hogares. “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo” (Ap 3,20). ¿Abres o pasas de largo?

– No tengas miedo. No levantes más muros ni fronteras. No dejes que el miedo eche sus raíces en tu corazón. Confía, cree en la bondad y en el amor, y abre tus brazos para acoger a los demás. El encuentro con otras personas te va a llenar de vida y novedad. ¿Te atreves?

– Déjate tocar. “Sólo podemos amar lo que conocemos, y conocer lo que amamos”. Deja a un lado tus prejuicios y los estereotipos que te has imaginado sin conocer y sin saber. ¿Te arriesgas a dar una oportunidad a quienes has puesto alguna etiqueta?

– Sal al encuentro. Toma la iniciativa y entra en la dinámica de pasar las cosas de la vida por el corazón. Sal de tu pequeño mundo para encontrarte con el Dios que habita en cada ser humano. En cada encuentro harás posible que empiece a brotar la fraternidad.

– Ponte en marcha y camina en comunidad. “Id y anunciad a todos la buena noticia”. No te puedes quedar ahí, en tu asiento de siempre. Únete y participa, no te quedes a un lado, tú también formas parte de esta comunidad de creyentes y discípulos. Sé tú un signo de vida para otros y abre horizontes de esperanza para mejorar el mundo.

Sociedad desvinculada

Esta doble invitación de “salir al encuentro” y “poner en marcha nuestro compromiso para mejorar el mundo” adquiere especial importancia a la luz de las constataciones del VIII Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en España que se acaban de conocer y que apuntan a “cierta fatiga de la compasión en nuestra sociedad”.

Se trata de un síntoma social que se refleja, por ejemplo, en el dato de que más del 50% de la población expresa que “ahora ayudaría menos que hace diez años”.

Como se señaló en la presentación del citado Informe, “muchas personas están instaladas en el miedo ante una sociedad del descenso y de pérdida de estatus, que es estimulado desde algunas instancias políticas y mediáticas en un irresponsable juego que genera tensiones y problemas allí donde no los había, como es, por ejemplo, el de la xenofobia”.

En palabras de Guillermo Fernández, coordinador del VIII Informe FOESSA, “el reto está en saber —y poder— construir consensos, y la herramienta que parece clave en estos momentos es la construcción de un tejido social capaz de pensar en común los diversos aspectos para que nuestra vida sea realmente social”.

“Vivimos en una sociedad desvinculada, en la que cada vez es más difícil hacernos cargo de los que se quedan atrás y, por ello, necesitamos re-vincularnos, un objetivo en el que la construcción de comunidad tendrá un papel esencial”, añadió.

Cuadernillo adultos

Cuadernillo jóvenes

Cuadernillo niños

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies