Noticias

Cáritas ante la nueva colaboración UE-África: «Un paso en la dirección correcta hacia la justicia social»

Declaración conjunta de Cáritas Europa y Cáritas África sobre el informe aprobado ayer por el Parlamento Europeo.

Bajo el título “Un paso en la dirección correcta de la justicia social”. Cáritas Europa y Cáritas África difundieron a última hora de la tarde de ayer una declaración conjunta en la que muestran su satisfacción por el informe aprobado por el Parlamento Europeo donde la cámara expone su visión para el futuro de las relaciones entra la Unión Europea y África.

Este es el texto íntegro de la declaración:

Informe del Parlamento Europeo sobre la nueva estrategia UE-África

Un paso en la dirección correcta de la justicia social

25 de marzo de 2021

Caritas África y Caritas Europa acogen con satisfacción el informe aprobado hoy por el Parlamento Europeo exponiendo su visión para el futuro de las relaciones entra la Unión Europea y África. El informe llega un año después la propuesta inicial de la Comisión Europea para las áreas temáticas y las prioridades de la nueva colaboración UE-África y representa un hito clave de cara a la VI Cumbre Unión Africana-Unión Europea. Instamos, por ello, a los responsables de la toma de decisiones de la UE que lideran los próximos pasos de las negociaciones a que las propuestas esenciales ya realizadas se mantengan en el núcleo del nuevo marco de asociación.

En palabras de María Nyman, secretaria general de Caritas Europa, “el informe del Parlamento Europeo aporta un cambio de rumbo muy necesario, al integrar de manera sistemática la igualdad en la mayoría de los ámbitos de la futura asociación UE-África, un enfoque que estaba completamente ausente en la propuesta de la Comisión de principios de 2020”.

La propuesta inicial reconocía las desigualdades como uno de los principales desafíos en África, pero pasaba por alto los posibles riesgos de que las acciones propuestas pudieran agravar aún más las desigualdades, ni sugería pasos concretos para promover de manera activa la igualdad.

Uno de los ámbitos en los que el informe del Parlamento aporta un cambio muy positivo es la forma en que aborda la participación del sector privado, un tema que se mencionó repetidamente en la propuesta inicial de la Comisión y que está detrás de una tendencia creciente en el desarrollo internacional.

«Si bien la propuesta de la Comisión pasó por alto los riesgos inherentes a la participación del sector privado cuando se trata de promover el interés público, el informe del Parlamento Europeo reconoce explícitamente que es necesario todavía hacer un progreso considerable para evitar abusos empresariales”, señala Albert Mashika, secretario ejecutivo de Caritas África.

Creemos firmemente que asegurar el respeto de los principios de responsabilidad social corporativa, los derechos humanos y la diligencia debida en el ámbito medioambiental no puede darse por sentado, sino que debe formalizarse como una prioridad máxima.

El informe del Parlamento también enfatiza que las inversiones del sector privado deben servir al mercado y la población locales —en lugar de a empresas europeas—, y dirigirse a quienes cuentan con escaso acceso a la financiación y a empresas de economía social. Lamentamos, sin embargo, que el enfoque del informe sobre la participación del sector privado no incluya propuestas lo suficientemente ambiciosas para cambiar las prácticas comerciales desleales que socavan las economías locales africanas.

La posición del Parlamento también ayuda a allanar el camino hacia sociedades más igualitarias, al indicar que el desarrollo humano —un concepto ausente casi por completo en la propuesta inicial de la Comisión— debería ser uno de las mayores prioridades. Acogemos con satisfacción la posición del Parlamento de que la UE debería contribuir a este proceso mediante el apoyo a los países africanos en el fortalecimiento de sus sistemas de protección social, la formalización de todas las actividades económicas, la garantía del trabajo decente y permitiendo el acceso universal a una educación y asistencia sanitaria de calidad. De hecho, en el contexto de la COVID-19, el reto de priorizar el desarrollo humano es más importante que nunca y Caritas insta, no solo a la UE sino también a los gobiernos africanos, a que aumenten de manera decidida sus inversiones en desarrollo humano.

De cara al futuro, es fundamental que la UE demuestre su voluntad de dar prioridad al desarrollo humano, sobre todo anulando la protección sobre las patentes de las vacunas contra la COVID-19.

No se trata de detalles menores, sino de estándares clave que definen el tipo de desarrollo que la UE debería fomentar y para quién, y que ponen de manifiesto la necesidad de contar con mecanismos sólidos destinados a garantizar que la colaboración África-UE beneficia realmente, en primer lugar, a las personas que se están quedando atrás. Tales mecanismos son necesarios en todos los pilares temáticos de las relaciones UE-África.

Como se describe en nuestro documento de posición conjunto Caritas África-Caritas Europa de mayo de 2020, creemos que el valor añadido que la UE puede aportar a su asociación con África dependerá de la voluntad política y de la capacidad de la Unión Europea y de los líderes africanos para fomentar el desarrollo humano, corregir los desequilibrios y promover la justicia social. Como representantes de la sociedad civil conectados a las voces en el terreno, estamos decididos a continuar contribuyendo a este proceso y a colaborar en la construcción de una asociación centrada en las personas que sea inclusiva y accesible para todos.

 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies