Noticias

La Fundación ‘Mil Caminos’: una alternativa de consumo responsable

El Espacio Verde retoma la sección de consumo responsable con esta interesante opción en Salamanca donde consumir de forma responsable es más fácil de lo que crees. Nos ponemos en contacto con los responsables para conocer más de cerca esta fundación: 

¿Cómo surgió el proyecto? 

El proyecto surgió hace poco más un año, después de que el Padre Antonio Romo propusiese a la Casa Escuela Santiago Uno dar continuidad a la labor que durante tantos años ha desarrollado en la provincia de Salamanca, a través de la Asociación Puente Vida y la Cooperativa Puentesan. Desde Santiago Uno se aceptó la propuesta y, para aunar todos los proyectos bajo un marco común, se decidió formar la Fundación Mil Caminos, de manera que cada una de las entidades conformantes del patronato pudiese mantener su identidad a la par que involucrarse en iniciativas comunes.  

Las entidades promotoras de esta misión conjunta fueron la Casa Escuela Santiago Uno y la Asociación Puente Vida, pero desde un primer momento son seis las entidades que la conforman. A estas dos primeras se suman Puentesan – ahora reconvertida a Cooperativa de Iniciativa Social –, la Asociación juvenil de la Casa Escuela, las Escuelas Pías Betania y Horizontes para el Desarrollo, asociación contraparte de Santiago Uno en el proyecto de cooperación que se realiza en Marruecos cada verano.  

La primera gran iniciativa común es el I Congreso Internacional de Pastoreo e Inclusión Social que tendrá lugar los días 14,15 y 16 de mayo con formación y actividades tanto en Salamanca como en Gomecello. Se busca reivindicar las posibilidades del entorno rural en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: el cuidado del medio ambiente, el trabajo digno, la protección de los ecosistemas, las comunidades sostenibles y la producción y consumo responsable.  

¿Cuál es el objetivo de la Fundación? 

Desde la Fundación buscamos promover, favorecer y facilitar la integración social de colectivos y personas que viven situaciones de riesgo y exclusión a través de la educación, la formación y el trabajo, la cultura y la apuesta por el ocio saludable, como elementos clave para su implicación como parte activa de la sociedad. Éstos forman parte del ADN de cada una de las entidades por separado, pero gracias a la Fundación se potencian las sinergias y el impacto de las actuaciones. 

Con el fin de materializar todos estos objetivos trazamos itinerarios individualizados con cada una de las personas que trabajamos, atendiendo a sus intereses y necesidades. Además, partimos de una concepción del contexto rural como entorno terapéutico e integrador, entendiendo que no sólo los pueblos suponen una oportunidad para estas personas, sino que son ellas las que tienen mucho que aportar en dicho contexto. Por último, aplicamos la metodología educativa del Aprendizaje – Servicio, donde estas personas ponen sus conocimientos teóricos y habilidades profesionales al servicio del bien común, aprendiendo al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo. 

¿Cómo puede colaborar o participar la gente?  

La Fundación apuesta por el modelo ecosocial, no sólo de manera transversal sino con actuaciones concretas. Entre las actividades formativas de inserción laboral se encuentra la producción del Queso Mil Caminos, elaborado por personas migrantes y jóvenes extutelados, en una instalación sostenible cuya energía proviene de placas solares propias. Además, tenemos un huerto experimental sin uso de agroquímicos. Tanto el queso – elaborado con leche cruda de oveja – como las verduras se comercializan en el Mercado de San Bernardo, en el puesto de venta autogestionado: nº 12 “Frutería Mil Caminos”. De la venta de estos productos se obtiene financiación para dar continuidad al proyecto, crear puestos de trabajo y nuevas oportunidades.  

Por otro lado, está el Ropero de Puente Ladrillo donde se da una segunda vida a la ropa donada, haciéndola accesible a toda la población que la necesite con independencia de cuáles sean sus condiciones socioeconómicas. Además, la ropa a la que no se da salida desde el ropero, se envía a Paraguay donde se abastece una red de costureros donde tras arreglarla o reconvertirla en otras prendas se comercializa. De los beneficios de esta venta se financia un proyecto de formación profesional y “ollas solidarias” en estos tiempos de pandemia.  

Por último, como actividad concreta en la que puede participar la población salmantina para contribuir al avance de los proyectos, está el Centro de Educación Ambiental Lorenzo Milani, situado en Aldehuela de los Guzmanes s/n (Cabrerizos). Entre las diferentes actividades que se ofertan abiertas a la población se encuentran: el Centro de Aves Irrecuperables donde pueden realizarse visitas de Educación Ambiental “Aventuras Rapaces”, campamento “Divernatual” para niños y jóvenes en periodos vacacionales y cursos monográficos de carácter ambiental.  

CONTACTO: 

Venta a domicilio de verduras sin agroquímicos y queso Mil Caminos: 610.35.10.03 

Dirección del Ropero y horario de atención: Lunes a jueves de 10h a 12h y de 16:30h a 18:30h en Jesús Aranbarri número 94. 

Enlace a las actividades del Centro de Educación Ambiental: CEA Milani – Centro P.I.F.P. Lorenzo Milani 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies