Noticias

La mesa de empleadas de hogar de Salamanca alza la voz de todas las trabajadoras del empleo doméstico.

Hoy celebramos el día internacional de las empleadas de hogar y desde la plataforma salmantina de entidades por el empleo, donde Cáritas participa, se recuerdan los derechos de este colectivo un año más con un manifiesto. 

Desde la plataforma de entidades por el empleo y con motivo de la celebración del día internacional de las empleadas de hogar, este año 2021 queremos alzar la voz de todas las trabajadoras del hogar  

En este año especialmente difícil y en el que las empleadas han demostrado su valentía y compromiso en el trabajo con nuestros mayores, sin aplausos, sin reconocimiento, sin medidas preventivas. 

Con sus armas que son la responsabilidad, profesionalidad, cercanía, respeto, cariño y sacrificio, porque muchas de ellas se han confinado junto a sus empleadores, sin importarles distanciarse de los suyos, limitando toda actividad fuera de la casa. 

Su lema es sin nosotras el mundo se para, y se paró, pero ellas siguieron trabajando, trabajos esenciales intentando que nuestros mayores salieran adelante siendo el colectivo más castigado de la pandemia, algunas llevaron sus heridas como la propia enfermedad o la pérdida de las personas a las que cuidaban. 

Han sido trabajadoras en primera línea de batalla contra el COVIDaun siendo esenciales muchas de ellas se quedaron sin trabajo, ante el miedo de las familias de ser contagiadas 

¿Seremos capaces de seguir obviando la dignidad del trabajo del hogar, como trabajo esencial?   

¿Seguiremos aplazando la aprobación de leyes que les permitan alcanzar un estatus de trabajadores como el resto? 

Como así ha sucedido, se aprobó como medida especial el subsidio durante el estado de alarma, en un momento donde se sufrían despidos masivos de empleadas de hogar, pero esta medida se suspendió en junio en la finalización del confinamiento. 

En este momento somos testigos de cómo el mercado laboral se precariza cada vez más, y como cada vez son más las trabajadoras del hogar, que lo hacen sin contrato. 

Por ello reivindicamos: 

  • El derecho a la prestación por desempleo. 
  • Derecho a una protección frente al despido por desistimiento. 
  • Derecho a la inclusión en la ley de prevención de Riesgos Laborales. 
  • Derecho a la mejora del sistema de cuidados diferenciándolo del empleo domestico.
  • Que la administración se implique articulando medias que fomente e incentiven la contratación de las empeladas de hogar, con apoyo a los empleadores.  
  • Ratificación del convenio 189 .

  

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies