Noticias

Monseñor José Luis Retana inicia su ministerio episcopal en la Diócesis de Salamanca

La ceremonia comenzó a las 17:00 horas en la Catedral Nueva, con la presencia del nuncio del Papa Francisco y una veintena de arzobispos y obispos.

El nuevo obispo de la Diócesis de Salamanca, Mons. José Luis Retana, tomó posesión a las cinco de esta tarde, en la Catedral Nueva, iniciando su ministerio episcopal tras hacerse público su nombramiento el pasado 15 de noviembre.

La celebración estuvo presidida por el nuncio apostólico del papa Francisco en España, Mons. Bernardito Cleopas Auza, junto a una veintena de arzobispos y obispos de la Iglesia en España, incluyendo el arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez, y el de Madrid, Mons. Carlos Osoro. Además, el prelado estuvo arropado en el templo nuevo por una representación de fieles laicos de las parroquias, movimientos, cofradías y asociaciones entre las que se encontraba Cáritas Diocesana de Salamanca, representada por Carmen Feliu, directora de la institución, y José María Rodríguez, secretario general.

También estuvieron presentes diferentes autoridades locales y regionales, entre ellas los alcaldes de Salamanca y Plasencia, Carlos García Carbayo y Fernando Pizarro García Polo, así como parte de la corporación municipal, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y representantes de entidades y organizaciones sociales.

En total, la Catedral Nueva llenó su aforo de 1100 personas, manteniendo la distancia de seguridad fijada por las autoridades sanitarias y con invitación previa. Mientras que en la Catedral Vieja, unos 400 fieles con entrada libre siguieron el acto en una pantalla grande.

La ceremonia

El obispo electo partió hacia la Catedral desde la iglesia de San Sebastián junto al nuncio, Mons. Bernardito, tras su presentación al Cabildo. Primero se dirigió a la capilla del Santísimo Sacramento para realizar una adoración, antes de ir a la sacristía para revestirse y comenzar la celebración. Desde la sacristía partió la procesión de entrada, encabezada por los ministros que portaban el incensario, la cruz y los ciriales, y cerrada por el nuevo obispo, Mons. José Luis Retana; el administrador apostólico, Mons. Carlos López, y el nuncio.

Después de venerar e incensar el altar, el nuncio realizó el saludo litúrgico y comenzaron las alocuciones, entre las que destacaron las hermosas palabras que le dedicó el obispo emérito Don Carlos López Hernández:Por amor a Cristo vienes como Pastor. Por amor a Cristo la Iglesia en Salamanca te ama y te acoge. El Señor envía hoy de nuevo a esta Iglesia contigo a la misión.” Tras el discurso se mostraron las Letras Apostólicas, un documento oficial de la Iglesia firmado por el papa, y que sirve para nombrar a los obispos y arzobispos.

Después, el nuncio invitó al obispo electo a sentarse en la Cátedra, significando la sucesión apostólica y la continuidad pastoral. El nuevo obispo de la Diócesis de Salamanca pronunció su primera homilía tras la liturgia de la Palabra, donde destacó: “Esta tarde Dios me confía esta hermosa misión de llevar el mensaje de la salvación a nuestro pueblo. Me encomiendo a vuestras oraciones para que me siga manteniendo fiel a la tarea encomendada.” También quiso dejar claras sus intenciones: “Intentaremos una renovación espiritual, pastoral y de las estructuras de nuestra diócesis, discerniendo sinodalmente lo que el Espíritu dice a nuestra Iglesia en estos momentos de la historia, de modo que sepamos alentar la vida y la esperanza de las personas de nuestra Iglesia diocesana.”

Cerró el acto el nuevo prelado con una bendición especial al pueblo, recogida en el ceremonial de los obispos, seguida del himno a Santa María de la Vega, patrona de Salamanca. Y para mostrar su cercanía, recorrió las diferentes naves de la Catedral Nueva para dar la bendición a todos los presentes, así como a los que siguieron la toma de posesión desde la Catedral Vieja.

Una vida dedicada a Dios

José Luis Retana se convierte en el obispo número 96 de la Diócesis de Salamanca, pero su trayectoria al servicio de la Iglesia ocupa toda su vida. Nació en Pedro Bernardo (Ávila) en 1953, cursando sus estudios de enseñanza media en el Seminario Menor de San José de Arenas de San Pedro y luego en el de Ávila. Después realizó sus estudios de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, donde se licenció en 1979. Ese mismo año, fue ordenado sacerdote en Pedro Bernardo, por el entonces obispo de Ávila, Mons. Felipe Fernández García.

Tras su ordenación, desempeñó diversos ministerios en la Diócesis de Ávila, incluyendo formador, rector del Seminario diocesano de Ávila en Salamanca, vicario episcopal para las Relaciones con las Instituciones y secretaría particular del obispo, además de deán de la Catedral del Salvador de Ávila y adjunto a la Dirección de Patrimonio, entre otros. El Papa Francisco le nombró obispo de Plasencia el 9 de marzo de 2017, consagrándose en junio de ese mismo año, en la Catedral de Plasencia.

El pasado 15 de noviembre de 2021 se hizo público su nombramiento como obispo de Ciudad Rodrigo y Salamanca, tomando posesión  de la sede civitanse el 8 de enero de 2022, y un día después iniciando su ministerio episcopal en la Diócesis de Salamanca.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies