Noticias

Por el derecho a una vivienda digna para todos

Bajo este lema tendrá lugar un nuevo encuentro de los círculos de silencio, será el jueves 26 a las 8 de la tarde en la Puerta Zamora.

Como cada último jueves de mes nos encontramos en la Puerta Zamora en un círculo de silencio, que además se hace más grande, porque se celebra el mismo días y por la misma causa, en Beja (Portugal), en Cáceres y 15 Cáritas Parroquiales.

Tras el círculo de silencio leerá el siguiente manifiesto:

La vivienda es un derecho reconocido en la Constitución y en nuestro Estatuto de Autonomía. A pesar de esto, es un derecho mediatizado por las fuerzas del mercado, por lo que no está garantizado el acceso a la vivienda para todas las personas que viven en Castilla Y León (en Salamanca).

En nuestra comunidad hay más viviendas que habitantes y a pesar de todo, el 20 % de la población, está afectada en su derecho a tener una vivienda segura y adecuada. Esto se debe a que muchas personas, a pesar de tener trabajo, no tienen ingresos suficientes para pagar su vivienda o los suministros como luz, agua o gas.

Muchas familias viven con la inseguridad de poder mantener sus casas, y los pagos al día. Son personas con miedo a la oscuridad, a sufrir cortes de luz por impagos. 

Desde Cáritas seguimos implicados en la ayuda a las personas y familias con más dificultades, para evitar que pierdan su vivienda o para que tengan condiciones dignas en sus hogares.

Queremos recordar a todos los cinco principios del derecho a la vivienda:

Primero.- La vivienda es un derecho humano que el modelo residencial del Estado español no garantiza.

Segundo.- Es necesaria y urgente una política de vivienda que garantice el derecho y que prevenga y combata la vulnerabilidad y la exclusión residencial en nuestro Estado.

Tercero.- Es necesaria y urgente una reforma jurídica (en especial en el ámbito del alquiler y de los procedimientos de ejecución de los desahucios) que sea fiel reflejo de una opción de política pública por el derecho y no que trate a la vivienda como oportunidad de negocio y de crecimiento económico.

Cuarto.-  El alquiler social y el fomento de medidas que disminuyan la vivienda en propiedad y la ocupación de viviendas vacías, han de formar parte esencial de un Pacto estatal de vivienda que se refleje en un Plan de Vivienda Social para nuestro Estado.

Quinto.- Una ciudad en la que todos podamos vivir dignamente, felices y sanos necesita un nuevo ordenamiento en materia de urbanismo, de suelo y de rehabilitación que tenga esos objetivos y no los de ganancia y enriquecimiento.

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies