Noticias

Cáritas diocesana de Salamanca se adhiere al comunicado de los círculos de silencio de España con motivo del fallecimiento de una persona.

El pasado viernes 31 de julio una persona migrante de origen subsahariano murió en circunstancias todavía por esclarecer con la aparente implicación de la policía marroquí. Ante esta noticia -publicada en distintos medios de comunicación- y respaldada por la denuncia formulada por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), exigimos una investigación independiente que aclare lo sucedido y condene cualquier acción contraria a los derechos de las personas migrantes. Asimismo, no podemos dejar de denunciar la connivencia de los gobiernos europeos -y en particular del gobierno español- y su silencio cómplice en situaciones como esta. Es bien conocida la política de externalización de fronteras para evitar responsabilidades directas en cualquier situación de violación de derechos humanos que sufren unas personas y colectivos que tienen como meta llegar a los países europeos.

Los vídeos que han llegado hasta nosotros muestran todo el dolor y la indignación de los compañeros de la víctima, que llevaban a hombros el cadáver. Según la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, el fallecido se llamaba Félix y era camerunés. Queremos expresar nuestras condolencias y solidaridad con su familia y transmitir a sus compañeras y compañeros, algunos de los cuales han sido arrestados por la policía marroquí, nuestro más firme compromiso con el respeto a los derechos de libre circulación de las personas migrantes ante las políticas criminales de los países europeos y de otros países fronterizos con los que estos han realizado tratos vergonzantes.

Denunciamos y condenamos la situación de las personas migrantes en las fronteras entre Marruecos y España, demandamos a las autoridades marroquíes al rápido esclarecimiento de los hechos, un trato digno a todas las personas migrantes y el cumplimiento de los derechos humanos. Y, por último, exigimos de las autoridades españolas la máxima diligencia en instar a las autoridades de países “amigos” a respetar escrupulosamente los derechos humanos de las personas migrantes.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies